(051) 974 680 613

(051) 445-7294

instituto@institutointercambio.com

 

Formación en psicoterapia

formacion

La formación en psicoterapia psicoanalítica en nuestro Instituto se sostiene en tres principios fundamentales:

  • El candidato es un sujeto activo, no sólo en su proceso individual sino también en la evolución de su grupo y de la institución. Por ende, los aportes críticos y creativos al proceso de formación son recibidos y considerados parte importante del desempeño del candidato.
  • Cada terapeuta es único. El propósito de la formación es promover el despliegue de la creatividad de los estudiantes en todos los ámbitos, pero en particular en su propia síntesis individual de la experiencia y en la generación de conocimiento original.
  • La ética vincular es la base de la salud en las relaciones, tanto al interior de las instituciones como entre los terapeutas y sus colegas o clientes. Por esta razón, el cuidado de las relaciones al interior de nuestra comunidad recibe especial atención y se tematiza, tanto como la búsqueda de la verdad en el vínculo entre paciente y terapeuta.

En ese sentido, tiene como soporte el estudio de la teoría,  la práctica clínica supervisada, la psicoterapia personal y la investigación teórica y clínica.

 

Sobre la formación teórica

La formación teórica está compuesto por cursos organizados en seis áreas: Teoría, Técnica, Psicopatología, Psicoanálisis aplicado, Niños y adolescentes e Investigación clínica.

 

Plan de estudios

Como se detalla en el documento del plan de estudios, los cursos del programa se dividen en seis áreas: Teoría, Técnica, Psicopatología, Psicoanálisis aplicado, Niños y adolescentes e Investigación clínica.

 

Malla 2016

Si desea descargar la malla curricular en PDF, haga click AQUI

 

Sobre la práctica supervisada

La práctica supervisada tiene su lugar en el área de investigación clínica, que acompaña a los candidatos durante toda su formación.

El curso de observación de infantes, durante el primer año,  consiste en la observación semanal de un bebé y sus personas significativas desde su nacimiento hasta el primer año de edad. Esta experiencia, supervisada en grupos pequeños, no solamente ayuda a la comprensión del desarrollo de la mente en un contexto vincular, sino que permite el desarrollo de las herramientas básicas para el ejercicio de la psicoterapia: mantener una actitud analítica de abstinencia, contener emociones primitivas, analizar la contratransferencia,  etc.

En el segundo y tercer año tienen un espacio permanente de supervisión clínica y aplicada. En este, los candidatos discuten la aplicación del Psicoanálisis a la comprensión e intervención, tanto dentro como fuera del consultorio.

Finalmente, está la experiencia de los casos control. Los candidatos deberán llevar dos casos como psicoterapeutas, que podrán iniciar a partir del segundo año. A diferencia de lo que sucede en la supervisión clínica y aplicada, el supervisar el material de un mismo paciente a lo largo de uno o dos años permite centrar la atención del supervisor y el candidato en la técnica del psicoterapeuta en formación.

 

Sobre la psicoterapia personal 

Los candidatos deberán iniciar un proceso terapéutico personal al comenzar sus cursos o continuar con su proceso si ya se encuentran en terapia. En todos los casos el proceso deberá estar a cargo de un terapeuta autorizado por la Institución. Entendemos, que la psicoterapia didáctica sirve tanto para fines de aprendizaje como de cuidado, del propio candidato y de sus pacientes potenciales.